España necesita un nuevo impulso para incorporarse al carro de las TIC

1. Los resultados de diferentes informes internacionales ponen de manifiesto el fracaso de los multimillonarios planes tecnológicos del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

2. El último informe del Foro Económico Mundial pone, otra vez, de manifiesto el retraso tecnológico español

3. Los colegios profesionales de Ingeniería e Ingeniería Técnica en Informática consideran que la restructuración en la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información es una actuación “sine qua non” para que España no pierda el tren de las Nuevas Tecnologías.

4. Asimismo, recomiendan la creación de una Secretaría específica para la Sociedad de la Información, encargada de los servicios, contenidos y promoción tecnológica, desvinculada totalmente de los canales de comunicación y de la influencia de los operadores de telecomunicación y sus lobbies

5. Entre tanto el Gobierno sigue desconsiderando al colectivo de los Ingenieros en Informáticas, incumpliendo la Ley al no crear los Consejos Generales de Colegio, desregulando los estudios de Ingeniería Informática y no atendiendo la demanda de regulación de la profesión del Ingeniero en Informática.

 

El Foro Económico Mundial ha publicado recientemente su Informe Global sobre Tecnologías de la Informática 2008-2009 , en el que España queda situada como un país menor en el ámbito de las TIC en la escala mundial (al nivel de Chipre, Lituania, la República Checa o Barbados). Las conclusiones sobre este informe en España son demoledoras:

 

  •  España ocupa el puesto 34 de una lista de 134 países en el índice de adaptación TIC (NRI ), elaborado por dicho informe.
  • La situación se aleja mucho de los puestos de los países económicamente más potentes.
  •  Ha descendido 2 puestos en los dos últimos años, y 8 puestos desde su primera aparición en el informe (2001-2002)
  •  El informe plasma el rotundo fracaso de las políticas españolas en materia de Tecnologías Informáticas y de la Comunicación (TIC), donde España:
    o Ocupa la posición 96 en el ránking de éxito del gobierno en promoción de las TIC
    o Ocupa la posición 84 en el índice sobre la prioridad de las TIC para los Gobiernos
    o Ostenta la posición 40 en los índices que miden la disponibilidad de servicios del gobierno on-line y la eficiencia de los gobiernos en el uso de las TIC 

    La relevancia de este informe se agrava cuando no es el único que es crítico con las políticas TIC españolas (el último informe de EUROSTAT sobre el acceso y uso de Internet en la Europa de los 27 también plasmaba el retraso tecnológico español, así como el informe de The Economist Intelligence Unit sobre competitividad tecnológica, que situaba a España en la posición 23 de un ránking de 66 países).

Todos estos informes resaltan una evidencia que el actual equipo de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (SETSI) se niega a reconocer, bajo la consigna de que dichos informes no son exactos en sus mediciones (aunque sí unánimes en sus conclusiones):

 

España está perdiendo el tren de las Nuevas Tecnologías

 

Un informe publicado por la British Computer Society  expone las líneas maestras de los diferentes retos a los que se enfrenta la informática del futuro (robótica, gestión del conocimiento humano, análisis de la situación económica, soluciones para el fracaso de las cosechas, etc.), mientras que España ha dedicado intensamente sus esfuerzos a iniciativas del tipo de NEW (Ninguna Empresa sin Web), dominios .es a un euro, así como un desmedido gasto en el despliegue de la TDT (Televisión Digital Terrestre), cuando todos los expertos hacen ver que no se cumplirán los plazos anunciados, y un desenfreno incontrolado en la firma de convenios de colaboración (con sus correspondientes dotaciones económicas) para el uso y difusión de las TIC por todos los agentes, sin ningún tipo de control, coordinación, o política de actuación bien definida desde dicha Secretaría de Estado. Dicho de otra forma, y en términos coloquiales, «cualquiera que acudiera a la SETSI con un cacito y una propuesta con el apellido TIC, salía de dicha Secretaría con un convenio y una cantidad no despreciable de euros».

 

Mientras que en España, el Secretario de Estado, Francisco Ros Perán, Ingeniero de Telecomunicaciones se centra fundamentalmente en aspectos puramente telco, como la TDT, en países como Estados Unidos o Reino Unido han decidido posponer la fecha del apagón analógico por la crisis y dedicar el dinero destinado a este fina a temas más productivos.

 

En la actualidad, el Gobierno desarrolla el denominado Plan Avanza2 con un presupuesto para el ejercicio 2.009 de 1.516 millones de euros. Los colegios profesionales de Ingeniería e Ingeniería Técnica en Informática quieren manifestar su escepticismo sobre el éxito de este plan, basándose en el más que dudable éxito de su antecesor (el Plan Avanza 1 estaba dotado con un presupuesto 5.700 millones de euros hasta 2010), y en la ausencia total de una política clara para la promoción de las TIC en España, ejecutable en tiempo y forma, y que cuente con los profesionales encargados de su desarrollo para garantizar su plena eficacia.


Por ese motivo, los profesionales de la Ingeniería e Ingeniería Técnica en Informática, desde los diferentes colegios profesionales de ámbito autonómico (la SETSI, que es el supuesto organismo de tutela, se niega a promover a éstos organismos a la esfera nacional para evitar darles audiencia y derecho de réplica) recomiendan la remodelación de la Secretaria de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información: Una Secretaría de Telecomunicaciones, encargada de los canales de comunicación, y otra, la Secretaría para la Sociedad de la Información, cuya labor sería la de coordinar las políticas de contenidos y servicios.

 

Aunque esta recomendación contraviene las consignas marcadas por la Presidencia del Gobierno de no aumentar el número de Secretarías de Estado en la actual estructura ministerial, los profesionales de la informática consideran esta Secretaría un paso ineludible para situar a España en la posición que por peso internacional le corresponde, y para que las TIC contribuyan de forma eficaz a mejorar la competitividad nacional, aspecto clave para superar la difícil coyuntura económica en la que el país se encuentra.

 

Entre tanto, el Gobierno sigue haciendo caso omiso a las reivindicaciones de los Ingenieros en Informática:

  • Incumpliendo la Ley y no creando los Consejos Generales de Colegios de Ingenieros [Técnicos] en Informática.
  • Desregulando los estudios de Ingeniería Informática y descendiéndolos de división.
  • No atendiendo la demanda social de regulación de la profesión del Ingeniero en Informática para proteger a la sociedad de las negligentes actuaciones de los profesionales.

Actualizado (Lunes, 06 de Abril de 2009 09:35)